Cocinas, ¿Siempre en blanco?

Cocinas, ¿Siempre en blanco?

Las cocinas son una de las estancias más utilizadas de nuestra vivienda y siempre se tiene que tener limpia, no solo para recibir visitas, sino porque es el lugar donde cocinamos y manipulamos los alimentos. Por ese motivo, la mayoría de las cocinas están cubiertas por azulejos blancos.

Estos ayudan a mantener la limpieza de la cocina, ya que en el color blanco la suciedad destaca y se puede eliminar de manera más sencilla. El blanco, además, ofrece luminosidad y permite que la luz se reparta de manera correcta por la estancia, aportando una mejor imagen. Estos son los motivos para decorar la cocina con azulejos blancos. Pero ¿es necesario que sea siempre así?

 

Los azulejos blancos aportan más limpieza y luminosidad a la cocina, pero también se puede optar por otras soluciones

 

La posibilidad de utilizar otros colores en la cocina no debe descartarse y se puede elegir otro tipo de decoración. Hay otros factores que influyen más que el color en la higiene de los azulejos de la cocina. Lo que hay que tener en cuenta es el tipo de material, así que podemos elegir entre otros tipos de azulejos, que aporten una personalidad propia a la estancia

Lo más importante de estos azulejos es el acabado, que permita deslizar la suciedad y la limpieza en mojado. El azulejo de la cocina debe estar limpio, y es cierto que en el color blanco se puede ver bastante bien las partes sucias, pero en otros colores también. Así que no debemos limitarnos al color blanco para una estancia que puede recibir muchos diseños diferentes y atractivos.

En el catálogo de la tienda on-line puede encontrar muchas posibilidades para convertir a la cocina en una estancia divertida, original y personal, con infinitas posibilidades para sentirla como algo diferente y atractiva.