Formatos diferentes para espacios originales, en el suelo o la pared

Formatos diferentes para espacios originales, en el suelo o la pared

Los azulejos que utilizamos en nuestro hogar suelen ser de un formato determinado, con preferencia de un formato 45×45 centímetros para el suelo. El pavimento cerámico de gres de este formato es casi el más utilizado, pero podemos encontrar otras medidas que permiten realizar combinaciones más atractivas u originales para nuestro hogar. Con estos formatos más originales, tanto los suelos como las paredes representan un estilo diferente para la vivienda. El lugar donde se utiliza este tipo de formatos no suele ser una estancia de uso común, ya que se reservan para otras estancias, más originales y personales.

Esto no es una verdad absoluta, claro, sino que es solo una aproximación a lo que se suele realizar. Hay piezas de pavimento de gres de 31,6×31,6 cm que pueden ser perfectas para decorar espacios exteriores, jugando con un acabado mate y rugoso que permite crear un espacio más rústico para esos puntos exteriores de la vivienda. En el catálogo de Click Cerámica se pueden encontrar varios modelos de estas características, como el Astún, que crea un dibujo rústico muy sugerente o el Arán, que crea un patrón de diseño geométrico que acompaña a muebles rústicos y de exterior.

Click Cerámica ofrece azulejos de diversos formatos, tanto para suelo como para la pared

Los formatos especiales ofrecen otra imagen, ya que sus medidas permiten crear imitaciones de otros materiales naturales, como madera o piedra. Son formatos que ayudan a crear espacios diferentes y muy atractivos para otros espacios. Estos formatos especiales pueden utilizarse de manera más original y creativa. Basta con buscar en el catálogo de Click Cerámica para encontrar el modelo y el formato que mejor se ajuste a las necesidades de cada espacio.

Hay varias opciones que permiten su colocación en exteriores, por lo que aportan a la casa una imagen completamente interesante y atractiva. Son piezas que mantienen una estética diferente y que aportan un diseño original a la fachada. Existen modelos como el Cervino, de 15,7×316 centímetros, que ofrecen un aspecto similar al de la piedra natural, mientras que el Babila ofrece un aspecto similar, pero otro diseño, simulando piezas más pequeñas.

Son formatos que se salen de lo habitual pero que cada vez están más presentes en el mundo de la decoración cerámica, por lo que ofrecen soluciones interesantes para espacios donde se quiere innovar y romper con la monotonía.