Una cocina con estilo sin renunciar a la funcionalidad

Una cocina con estilo sin renunciar a la funcionalidad

La cocina es una de las estancias de la vivienda más utilizadas. De hecho, es una de las que más castigo diario recibe. En ella se cocina, se come y se realizan muchas actividades del día a día. Por ese motivo, se suele elegir un tipo de azulejo que pueda limpiarse con comodidad y que ofrezca una imagen de higiene sin que resulte muy complicado de mantener. En las paredes se suele utilizar un azulejo de colores claros, preferiblemente blanco y en acabado en brillo, que permite ver bien cualquier asomo de suciedad y eliminarla sin problemas.

Esto suele ser lo normal, pero realmente, la cerámica permite una limpieza rápida y sin complicaciones, así que da igual si el acabado de estos azulejos se realiza en brillo o mate. Basta pasar un paño húmedo para retirar la suciedad más común en las paredes de la cocina. Y, si la suciedad es algo más densa, como es el caso de la grasa u otro tipo de sustancia propia de este espacio, se pueden utilizar productos de limpieza normales, sin miedo a que se estropee la superficie del azulejo.

El azulejo de una cocina no tiene por qué ser necesariamente blanco y acabado en brillo

La limpieza del azulejo se realiza con facilidad y no solo en las paredes. El pavimento de gres de 45×45 también permite una limpieza y un mantenimiento práctico y fácil, así que tampoco es necesario limitarnos en un tipo de decoración o diseño. En el catálogo de Click Cerámica hay cientos de posibilidades para tener una cocina funcional, que combine los distintos elementos que componen su decoración y que cree un espacio único y personal, al estilo y gusto del propietario de la casa, pero sin renunciar a la funcionalidad y a ser un lugar práctico y en el que se puede trabajar sin problemas.

Una buena opción podría ser el modelo Dark Emperador, que puede combinarse creando un diseño con azulejos de tonos claros y otros oscuros, dando a la cocina una personalidad marcada, pero sin renunciar a su uso normal. Otro modelo a elegir podría ser el Covadonga, que está terminado en mate y con un dibujo formado por cuatro que le da otro aire a la cocina. Aunque se trate de una cocina, el acabado en mate es tan válido como el brillo para mantener la higiene y el diseño adecuado para este espacio tan usado y personal.